El 8 de mayo se conmemora el Día Mundial del Cáncer de Ovario.

Este tipo de cáncer es diagnosticado anualmente a casi un cuarto de millón de mujeres en todo el mundo, y es responsable de 140,000 muertes cada año.